• Puerto Vallarta Open

Carlos Moyá y su encuentro con Pelé en Roland Garros


COMUNICACIÓN PVO | 31 DE MARZO 2020


El epicentro deportivo del planeta estuvo situado en Francia previo al verano de 1998. Aquel año, el país galo albergó la Copa del Mundo de Futbol, así que todas las miradas del balompié se situaban en Europa. También, el deporte blanco vibró en París con aquella edición de Roland Garros.


La arcilla parisina vivió un gran torneo arropado por grandes figuras de la época como Pete Sampras, Marcelo Ríos, Patrick Rafter, Yevgeny Kafelnikov, Gustavo Kuerten y Carlos Moyá, entre otros.


Fue precisamente el mallorquín el que se adueñó de la Copa de los Mosqueteros tras dejar en el camino a Sebastien Grosjean, Pepe Imaz, Andrew Llie, Jens Knippschild, Marcelo Ríos, Félix Mantilla y finalmente a su compatriota Álex Corretja.


El único título de Grand Slam que cosechó Moyá fue aquel de Roland Garros en 1998, un recuerdo imborrable, pues además del valor que implica un torneo grande, recibió el trofeo de la mano del astro brasileño del futbol, Pelé, quien estaba en Francia de cara a la justa mundialista.


En pleno confinamiento ante el brote de COVID-19, Moyá charló desde su casa con la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) sobre sus recuerdos de aquella Final en la venció al también español Álex Corretja por 6-3, 7-5, 6-3.


“No suelo ver mis partidos. Hoy he visto un poco más, pero tampoco tanto. Creo que no había visto más de dos o tres juegos de esa Final en mi vida. Yo pensaba que el tenis no había cambiado tanto, pero sí, no sé si son las sensaciones”, comentó.


“Nosotros hemos jugado con tenistas que están activos actualmente, e incluso hemos ganado algunos partidos. No digo que nuestro tenis fuese válido hoy en día, pero hemos competido con jugadores actuales. Lo veo ahora y vaya tenis que hacíamos”, agregó bromeando.


Moyá, quien es un gran fanático del futbol, recordó el contacto que hizo con la Selección de Brasil durante aquellos días en territorio francés, así como la premiación en la que recibió el trofeo de Roland Garros de la mano de Pelé.


“Aquel año se hizo el Mundial en Francia. Me acuerdo que fui a visitar a la selección brasileña donde estaban Ronaldo, Rivaldo… todos los grandes. El día de la Final, en la ceremonia de trofeos, Pelé estaba allí y me dio la copa de campeón, además de entregarnos unos balones con los que dimos unos toques”.



EN CONTACTO CON NADAL

Carlos Moyá, actual entrenador de Rafael Nadal, explicó la metodología de trabajo que está llevando a cabo su pupilo durante la pausa del tour de la ATP por la emergencia sanitaria.


“Le estoy dejando bastante a su bola. Tenemos contacto, pero no hay mucho que hacer en cuanto a trabajo. Él está haciendo físico, manteniéndose. No lleva muy bien no salir de su casa porque es muy activo”, explicó en primera instancia.


Además, el también originario de Mallorca desmenuzó la participación de Rafa durante la primera parte del año, en donde tuvo una destacada participación en la ATP Cup, en el Abierto de Australia y siendo campeón del ATP 500 de Acapulco.


“El inicio no había sido malo. Rafa llegó un poco cansado a la ATP Cup, pero aún así estuvo en la Final. Notó algo de fatiga mental en Melbourne, en el Abierto de Australia, pero fue de menos a más durante el torneo, y pudo haberle ganado a Thiem en Cuartos de Final. Luego fuimos a Acapulco y jugó un buen tenis en unas condiciones que se le dan bastante bien. Estaba preparado para Indian Wells, pero no pudo ser”.


DISFRUTA A SU FAMILIA

El tiempo con sus seres queridos sin el ajetreo que implican los viajes por el tour de la ATP es lo más valioso para Carlos Moyá mientras se resguarda en su hogar ante la pandemia mundial del COVID-19.


“Estamos metidos en casa, pasando mucho tiempo juntos. Se van pasando rápido los días con los deberes de los niños entre semana. Dan clases por internet. La mayor va sola, pero los pequeños necesitan más ayuda, así que nos divertimos. Ellos juegan mucho juntos, tenemos jardín en casa y salen a tomar el aire, a divertirse y luego, nosotros jugamos bastante con ellos, les hago circuitos en el jardín y vienen al gimnasio conmigo”, narró.


“Lo que peor llevo es no ver a la gente, a mis padres. También no poder salir, ir con la bici a dar una vuelta, no hacer el día a día normal, pero estar en casa también viene bien, pasamos mucho tiempo con los niños y te abstraes un poco del ritmo diario. Lo único positivo de todo esto es que estamos pasando mucho tiempo juntos”.


DATO

Carlos Moyá fue profesional de 1995 a 2010, logró 20 títulos ATP, alcanzó el Número 1 del Mundo en marzo de 1999, su balance fue de 575-319 y obtuvo $13,443,970 dólares en ganancias.


#ATP #RolandGarros #PuertoVallartaOpen #PVO

15 visualizaciones

NOTICIAS